Historia:
El valle donde hoy se emplaza nuestra ciudad fue habitado durante cientos de años por distintas comunidades indígenas, Pehuenches, Mapuches y otros. Llevaban una economía de autoabastecimiento, eran cazadores recolectores, y tenían una organización social muy desarrollada, con un lenguaje propio sumamente rico en vocablos y una religiosidad bien conceptuada.

Hubo asentamientos de colonos a fines del siglo XIX y principios del XX, pero una gran inundación por la crecida del río Barrancas en 1914 (anterior Hemiciclo Húmedo 1870 a 1920) borra los asentamientos anteriores a esta fecha. Por ello los registros y memorias de pobladores se remontan a épocas posteriores a esa fecha, situación catastrófica para la planificación de obras de arte ingenieriles.

Hasta 1965, era un paraje habitado por crianceros de ganado caprino y ovino. YPF, monta campamentos exploratorios, y en 1968, encuentra petróleo en Puesto Hernández, transformándose en uno de los principales yacimientos del país. El antiguo campamento petrolero se convierte en pueblo fundado oficialmente el 20 de diciembre de 1970.

Rincón de los Sauces, ya es ciudad. Según estadísticas municipales, supera los 40.000 habitantes, colocándola en la ciudad con mayor crecimiento demográfico histórico de Argentina. Ha sido declarada capital nacional de la energía, La principal actividad de la región es industria petrolera y gasífera. Posee una cuenca con grandes yacimientos de petróleo y de gas que aportan la mitad del total de la producción hidrocarburífera de la Argentina.

Si bien la perforación en el área a partir del 2008 se ha visto casi detenida, se observa un gran avance en las zonas aledañas como los yacimientos Cañadon Amarillo y Desfiladero Bayo Este en la provincia de Mendoza.

En 1996 se halla, muy cerca de la ciudad, ejemplares de Titanosaurios, completos; únicos en encontrarse en ese estado en el mundo, y a partir de allí siguieron encontrando diferentes especies de dinosaurios en un excelente estado de conservación. Y puede agregarse el estudio espeleológico de cavernas y arqueológico en cuevas de pueblos originarios.



LA CIUDAD

Se encuentra ubicada a orillas de la margen derecha del Rio colorado, limita al norte con la provincia de Mendoza, al sur con el desierto del departamento Pehuenches y Añelo, al este con la provincia del Rio Negro y al oeste con la zona de Chos Malal y Buta Ranquil.

Distante de la capital de la provincia unos 240 km, Neuquén es el centro comercial y administrativo más cercano. Su principal actividad, la explotación hidrocarburífera , es el eje de crecimiento constante. Desde la década del sesenta donde se encontró petróleo en Puesto Hernández, se transformó en uno de los principales yacimientos del país. Es uina zona donde constantemente se realizan descubrimientos pañeontológicos, y se puede visitar una miestra permanente en el Museo Municipal “Argentino Uquiza”.

A unos sesenta kilómetros de la localidad se encuentra la reserva provincial Auca MNahuida de sesenta y siete mil hectáreas y más de dos mil metros de altura, donde se pueden encontrar diversos animales. En la provincia de Mendoza, cruzando el río colorado, a la altura de Pata Mora, a unos veinticinco kilómetros, se pueden visitar varios volcanes inactivos.



ORIGEN DEL NOMBRE

Antes de la inundación del año 1914, a 8 kilómetros de la actual ubicación de la zona urbana, río abajo y en uno de sus recodos, existían una gran cantidad de sauces, incluso hasta formando un pequeño bosque y refugio para los viajeros. Para poder ubicarse los lugareños tomaban como referencia ese lugar indicando tanta distancia desde los sauces. En dicho lugar se fueron instalando varias familias nominándose al lugar como Rincón de los Sauces. Luego de la inundación, el lugar desapareció por completo y los lugareños se asentaron donde actualmente se encuentra la ciudad, guardando la misma denominación.



FAUNA

Podemos encontrar en la zona a guanacos, zorros, peludos, liebres maras, liebres patagónicas, piches, tortuga de tierra, lagartija, matuasto, iguana colorada, ñandú, martineta, inambú, macá, biguá, ñanco, cauquén común, gavilán ceniciento, águila mora, carancho, chimango, comadreja chinchillón, etc.



FLORA

La flora e muy rica en esta zona por contar con gran variedad de vegetación autóctona, única en la provincia y en el resto del país, grandes poderes curativos medicinales (jarilla, sampa, vidriera, matasevo, azorella, chuquiraga, senecio, argylia robusta, epehedra, colliguaya, edesmia, astragaluis, festuca, etc. )